reparacion placa base portatil reparar portatil que no enciende

Al igual que los automóviles, los Smartphones, nuestros cuerpos e incluso nuestro hogar, nuestros bienes requieren mantenimientos y reparaciones. Los ordenadores portátiles no son ninguna excepción.

Cada portátil recibe un uso diferente, con más o menos exigencias, diferentes temperaturas ambientales y diferentes niveles de humedad y polvo. Es por eso que nuestro portátil puede fallar en cualquier momento, y la pregunta que nos viene a la mayoría cuando esto ocurre, ¿merece la pena repararlo?. La respuesta es variable según el caso.


REBALLING – Reparación económica de placa base

 

Hay tres factores críticos en nuestro equipo, Chipset, procesador y gráfica. Estos chips son los encargados de las tareas más exigentes de nuestro equipo, un Chipset se encarga de todos los puertos USB, conexiones M.2 o SATA de nuestros discos y muchas funciones más.

Nuestra gráfica se encarga de acelerar la carga gráfica 2D y 3D así como de mostrarnos imagenes y colores o salidas externas del equipo, una gráfica sometida a gaming constante o renderizado 3D, edición y procesamiento de vídeo, debido a un portátil con mala ventilación o mucho polvo, se sobrecalienta, algo que con el paso del tiempo puede resultar en una GPU (unidad de procesamiento gráfico) dañado.

El procesador Intel o AMD en su mayoría, suele ser el componente que mas resiste y rara vez resulta dañado. El 99% de las reparaciones en Reballing suelen ser de Chipset o Gráfica.

El Reballing utiliza ultrasonidos o pistolas de calor y materiales químicos especiales para devolver el chipset a su estado funcional y estable.

Los Reballing tienen un coste desde los 40€ IVA INCLUIDO hasta los 600€ según el equipo.


REEMPLAZO DE PLACA BASE:

 

El reemplazo de placa base supone un ordenador nuevo prácticamente, esto incluye todos los componentes del equipo a excepción del procesador y gráfica en algunos casos.

El precio del Reemplazo tiene un coste desde los 120€ IVA INCLUIDO hasta los 400€.

Help-Desk
¡Llámanos!
¿Donde estamos?